↑ Return to Qué hacemos

Hidroeléctricas

Apoyamos las hidroeléctricas comunitarias

El Colectivo MadreSelva apoya las hidroeléctricas comunitarias, es decir, pequeñas hidroeléctricas que no afecten la biodiversidad y que sean manejadas por las comunidades. Un ejemplo exitoso es el proyecto de generación eléctrica que se desarrolló en la aldea Chel de San Gaspar Chajul, Quiche. Allí  el proyecto comunitario genera electricidad a bajo costo por medio de una mini hidroeléctrica que da servicio a tres aldeas con 440 familias. La administración esta a cargo de la Asociación Chelence y es un ejemplo vivo de un proyecto comunitario de bajo impacto ambiental con beneficios claros para la población local. Otra experiencia positiva se encuentra en el municipio de Uspantán, en la Zona Reina de El Quiché,  con la hidroeléctrica comunitaria 31 de mayo. La hidroeléctrica toma una parte del caudal del río mediante una captación lateral. No interrumpe el caudal ecológico y produce electricidad para la comunidad. Se construyó con el trabajo voluntario de los comunitarios y fue financiado con el apoyo de la organización Siembra de las Islas Canarias.

Porque nos oponemos a las grandes hidroeléctricas

Las grandes hidroeléctricas tienen enormes impactos negativos en cuanto al medio ambiente y la vida social de las comunidades.

Impactos ambientales

  1. Aguas arriba de la cortina del embalse inunda un área del cauce del río y desaparece la flora y fauna de las vegas.
  2. Un embalse no es un lago. Es un río capturado y inmovilizado que trastorna los ecosistemas originales del río. Los lagos fluyen, tienen ecosistemas establecidos por siglos. Las represas no fluyen, son estanques que se sueltan arbitrariamente según las necesidades de generación, usualmente por las noches.
  3. El embalse provoca el estancamiento y sedimentación de materia orgánica (árboles, animales y plantas) generando procesos de putrefacción que producen gas metano, uno de los mas activos gases de efecto invernadero causantes del cambio climático global.
  4. aguas debajo de la represa el río se seca, eliminando el caudal ecológico que consiste en el mínimo de agua que debe fluir durante la época seca para sostener todos los ecosistemas de un río. Si se corta el flujo de agua por medio de una represa se pone en riesgo a todo los seres vivos que habitan el río y sus riberas.

Impactos sociales

  1. El área embalsada que queda inundada obliga al traslado de la población originaria a otro lugar.
  2. Perdida del agua para las poblaciones ribereñas. Los usos tradicionales del agua desaparecen: riego, pesca, consumo humano y animal, recreación.
  3. Los agricultores pierden su fuente de sostenimiento tradicional.
  4. Los pescadores se quedan sin río y sin peces. El embalse presenta una alternativa a la pesca pero cambien las especies.
  5. Hay un virtual robo del río.

Las grandes hidroeléctricas privadas: un pésimo negocio para los pueblos

Lucran con la generación sin pagar un solo centavo por el agua que usan. Quieren quitar los ríos a miles de compatriotas para dejarlos a secas. A otros los obligarán a trasladarse a vivir a lugares más pobres y menos fértiles ante las inundaciones causadas por los embalses. Mientras la mayoría de guatemaltecos vemos como se deteriora nuestro ambiente y nos obligan a pagar altos precios por el agua y la luz que necesitamos.

Malos ejemplos de hidroeléctricas

El triste caso del proyecto Chixoy

  1. No se consultó a la población.
  2. No se respeto la propiedad comunitaria de la tierra inundada.
  3. Se masacró a la población para obligarla a salir del área inundada: las Masacres de Río Negro.
  4. Hasta la fecha la población de las aldeas del área del embalse no tienen energía eléctrica.
  5. No ha habido ningún resarcimiento a las familias que perdieron sus tierras y sus seres queridos.

Río Hondo: La resistencia del pueblo de Río Hondo, Zacapa

En el año 2005 la población del municipio de Río Hondo se pronunció mediante de una consulta de vecinos contra el proyecto hidroeléctrico río Hondo II, sobre el río Colorado. Hasta el día de hoy los inversionistas no han podido iniciar la construcción a pesar que la Corte de Constitucionalidad sentenció que la Consulta de Vecinos no es vinculante. La resistencia de la sociedad civil organizada de Río Hondo, está lista a defender su agua.

El negocio de la venta de electricidad: La estructura privatizada del sistema eléctrico nacional

  1. Álvaro Arzú privatizó la comercialización y generación de la electricidad, poniendo el control del estratégico sector eléctrico en manos de empresarios privados que buscan el lucro y no el interés nacional. Hoy las trasnacionales españolas Iberdrola y Unión Fenosa monopolizan la comercialización de electricidad por medio de la Empresa Eléctrica de Guatemala (Iberdrola) y DEOCSA y DEORSA (Unión Fenosa).
  2. Además el Instituto Nacional de Electricidad-INDE esta regalando a los nuevos inversionistas todos los estudios del Plan Maestro de Electrificación, elaborado con el dinero de los contribuyentes en los años 70.
  3. El gobierno de Álvaro Colom ha seguido la misma política, al continuar la entrega de nuestros ríos a la ambición desmedida de los generadores privados.
  4. El gobierno esta gastando millones de quetzales de los impuestos que pagamos en construir líneas de transmisión internacionales para que los generadores privados puedan vender electricidad a otros paises.

Rechazamos los proyectos hidroeléctricos que:

  1. Privilegien a los intereses economicos privados propiciando la destrucción de los recursos naturales.
  2. Que atenten contra los derechos socioambientales y económicos de los pueblos.
  3. Que pongan en peligro la vida, bienes y cultura de las comunidades en el área de influencia del proyecto.
  4. Que no informen ni respeten el derecho a la consulta con las comunidades afectadas.
  5. Que promuevan el beneficio económico de unos pocos sacrificando a las mayorías históricamente excluidas.

Estamos a favor de hidroeléctricas pequeñas que no afecten la biodiversidad y que sean manejadas por las comunidades. El Colectivo MadreSelva exige una política energética nacional a favor de los intereses del pueblo guatemalteco