↑ Volver a Qué hacemos

Bosques y bienes naturales

El territorio de Guatemala es un sitio afortunado con referencia a su ubicación estratégica para la existencia de la vida en el centro del continente americano.

Los elementos naturales que han moldeado esta porción del planeta tierra (aire, tierra, fuego y agua) por millones de años, su distancia con respecto a la línea ecuatorial, su relieve de plano a ondulado,  el encontrarse rodeado por el mar Caribe y el Océano Pacifico y la interacción de las fuerzas geológicas que debajo de el se chocan; han permitido que Guatemala sea beneficiada por una innumerable cantidad de bienes y servicios naturales que proveen de vida a todos los seres que la habitamos.

El término “bienes naturales” viene a contrarrestar la visión utilitarista de los bienes de la naturaleza como mercancía, como “recursos” para las actividades económicas, que implica el desconocimiento del resto de sus atributos (que no pueden representarse mediante un precio de mercado, incluso aunque algunos lo tengan). Entendemos así que la denominación “bienes naturales” excede a la de recursos naturales, ya que considera también a los servicios ambientales de la naturaleza, y su valor simbólico, de existencia y de legado.

La vida  ha sido benefactora con Guatemala.    A pesar de que desde la época de la conquista dio  inicio el proceso de devastación de su naturaleza y este proceso ha ido en incremento debido a la industrialización y apropiación desmedida de ella; aun continua proveyendo de sus bondades;  esta provisión se encuentra cercana a  agotarse ya que mas del 90% de las fuentes de agua superficiales y subterráneas y superficiales de Guatemala se encuentran contaminadas; mas del 60% de sus bosques han sido arrasados y continua su destrucción; se le ha abierto la puerta ampliamente a las inversiones extranjeras como mineras de metales, petroleras e hidroeléctricas promoviendo su instalación en el país aun cuando sus actividades compitan fuertemente con los medios de subsistencia,  producción y vida de la población.

Los “Bienes Naturales” mal utilizados pueden transformarse en “Males Sociales” ; un ejemplo muy evidente es el del bien natural “agua”.    El agua en su estado natural limpio y protegido por bosques, es fuente de salud, vida y prosperidad.   El agua cuando corre en sitios desprovistos de bosques y rodeados de actividades contaminantes se transforman en medio de difusión de enfermedades y destrucción de la infraestructura por donde pasa, incrementando la pobreza de la sociedad.

Por lo tanto; el Colectivo Ecologista MadreSelva trabaja para que Guatemala continúe proveyendo de vida a quienes la habitamos.   La concienciación, la denuncia, el acompañamiento técnico y legal para quienes trabajan en beneficio de Guatemala es el que hacer diario de MadreSelva.

La protección y restauración de los ecosistemas naturales de Guatemala es la principal defensa de la vida y la productividad de Guatemala ante el cambio climático mundial.